lunes, 17 de febrero de 2014

BOEUF BOURGUIGNON PARA WHOLE KITCHEN


Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa, Boeuf Bourguignon.

Otro guiso clásico y delicioso que he tenido la oportunidad de descubrir y aprender con Whole Kitchen. La verdad es que lo había oído nombrar innumerables veces, pero no recuerdo haberlo probado nunca antes de prepararlo en esta ocasión, y me parece una receta tan extraordinaria que estoy segura de que si lo hubiera probado, lo recordaría.



Puesto que está basada en la receta de la incomparable Julia Child, elegí preparar la versión que nos ofrece Whole Kitchen (ligeramente modificada). Además, tenía mucha curiosidad por ver cómo resultaba este guiso preparado en el horno.



Me ha parecido fantástico. La salsa ha quedado trabadita y brillante, con una textura y color parecidos a los del chocolate fundido. Creo que también ha contribuido la carne de morcillo, que me encanta utilizar en este tipo de guisos que se cocinan lenta y largamente, y que ha quedado tierna y exquisita. Como acompañamiento, elegí unas patatitas cocidas y salteadas con ajo y perejil, que le van estupendamente.
¡Y no hay que olvidar una baguette crujiente para untar!



Ingredientes (para 10 personas):
1 kg. y 1/2 de morcillo en tacos, limpio de nervios y partes blancas
150 gr. de panceta en dados
3 chalotas
1 zanahoria
2 dientes de ajo
2 cucharadas de tomate concentrado
300 ml. de caldo
250 ml. de vino tinto joven de buena calidad
2 hojas de laurel
1 cucharadita de tomillo
1/2 cucharadita de clavo molido
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra
200 gr. de champiñones limpios
1/2 kg. de cebollitas francesas


Encender el horno para que alcance 160 º. En una cazuela, calentar unas cucharadas de aceite de oliva, rehogar la panceta y reservarla. En esa grasa, dorar la carne salpimentada a fuego vivo en tandas. Reservar también. A continuación, sofreir las chalotas, la zanahoria y los ajos picaditos. Volcar en la cazuela la panceta y la carne cubrirla con el caldo, el vino, el tomate y las especias. Llevar el conjunto a ebullición y ponerlo en una fuente resistente al horno. Hornear el guiso a 160º durante unas tres horas, removiendo de vez en cuando y vigilando que no se seque ni que hierva fuertemente.


Mientras se hornea la carne, preparamos las cebollitas y los champiñones. Necesitaremos un vaso de caldo de carne, dos cucharadas de mantequilla, una de aceite, sal, tomillo y laurel para las cebollitas, y una cucharada de mantequilla y otra de aceite para los champiñones.


Rehogar las cebollitas en la mantequilla y el aceite hasta que estén doradas, cubrir con el caldo y cocer suavemente hasta que se evapore el líquido y estén tiernas. Puede ser necesario añadir un poco más de caldo.
En otra sartén, saltear los champiñones salpimentados en la mantequilla y el aceite hasta que estén dorados.


Cuando saquemos el guiso del horno, incorporamos las cebollitas y los champiñones y removemos con cuidado.


¡A degustar con un buen vinito! 




Realmente delicioso...







33 comentarios:

  1. Victoria te ha quedado genial! La verdad es que yo tampoco lo hubiera probado si no es por WK! Besos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡si! Sobre el papel me parecía pesado y fuerte, y nada más lejos de la realidad...

      Eliminar
  2. Te ha quedado increíble Victoria, tiene una pinta que me comía la barra esa enterita. A mi me ha encantado también. Un besazo.
    Monie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa! No veas cómo estaba esa salsa, ¡cayeron dos barras!

      Eliminar
  3. Hola Victoria, te ha quedado genial, yo también lo he ehcho y es delicioso!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosi, además es mucho más fácil de lo que podía pensar, es más cuestión de tiempo...

      Eliminar
  4. Pintaza de guiso... y con esas patatitas!!! ñam ñam ñam :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quedó ni el más mínimo resto, lo repetiré seguro...

      Eliminar
  5. Uauuu! Te ha quedado espectacular! Y la salsita, que pintaaa!!

    En casa nos gustó mucho ;)

    Besos! Ah, por cierto, si te parece me quedo por aquí!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! encantada de que te pases por aquí cuando quieras...

      Eliminar
  6. Rico, rico, y la salsita pide pan, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Ese es el problema, que no puedes dejar el pan hasta que no queda rastro de salsita...

      Eliminar
  7. Después de ver ya unos cuantos y que por casualidad haya visto la peli este fin de semana, me ha entrado unas ganas de meterme en la cocina e intentar no quemarlo como julie.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes de hacerlo, es una delicia de guiso, con razón tiene esta fama...

      Eliminar
  8. Te ha quedado espectacular y acompañado de esas patatitas que le van de maravilla lo habrás disfrutado mucho. La salsa queda como dices trabadita y es para volverse loca mojando pan. Una tentación!!! La verdad es que es un plato de los que merece la pena hacer.

    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y volver a hacer, y volver a hacer, y volver a hacer,... :D No me canso de recomendárselo a todo el mundo...

      Eliminar
  9. Me encanta la densidad de la salsa. Dan ganas de coger el pan y darle candela ;)

    Marisaenlacocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me ha encantado y me ha sorprendido, creo que la cocción suave al horno ha sido fundamental, y lo del pan... mejor no hablar!

      Eliminar
  10. Vaya se ve delicioso. Me encantó este guiso.
    Besos!!
    loschatoschefs.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A nosotros también nos gustó muchísimo.

      Eliminar
  11. Hola preciosa!
    Qué maravilla de receta, te ha quedado espectacular!
    Ya me imagino lo delicioso que tiene que estar!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo estaba, fue un éxito rotundo...

      Eliminar
  12. Me ha encantado este guiso, se queda tan tierno. Menos mal que tantas horas tiene su recompensa.
    Te ha quedado espectacular.
    La ultima foto dice... comemeeeeee
    bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, la inversión de tiempo se ve plenamente recompensada, sin duda!

      Eliminar
  13. Hola Victoria!
    No conocía tu blog, acabo de descubrirlo. Me encanta como te ha quedado el Boeuf Bourguignon, es una receta que lleva tiempo pero lo merece porque es deliciosa... Me han encantado tus cebollitas francesas!!
    Aquí me quedo dando un paseo por tu blog y te invito a que te asomes al mío si quieres! :)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  14. Ay Victoria... qué pinta y qué rico tu boeuf...
    Ya veo que te has pasado por el blog, jejeje... así que habrás visto que también en casa hemos disfrutado un montón con esta propuesta de Whole Kitchen.
    Un besuco grande, Luz.

    ResponderEliminar
  15. Que salsa! se me hace la boca agua de solo verla, tienes razón, tiene ese colorcito a chocolate tan sugerente. Yo también salteé patatas con ajito y perejil y la verdad es que es un acierto con esta receta.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  16. Hola Victoria, qué rico este guiso, verdad? te ha quedado magnifico, la verdad es que el reto de este mes ha sido todo un acierto para invierno. Besos

    ResponderEliminar
  17. Se ve muy sabroso, te ha quedado la salsa bien gordita.

    ResponderEliminar
  18. Victoria qué platazo, con ese pan no nos llegaría!! te ha quedado de diez,

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Te quedo genial, es un plato que entusiasma, a mi me ha encantado, es de moja mojar, jejeje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Desde luego estaba buenísimo!! Que fotos más bonitas!

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión tu visita y tus comentarios. ¡Gracias!