lunes, 18 de noviembre de 2013

CASSOULET PARA WHOLE KITCHEN

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: CASSOULET.


La propuesta de este mes de Whole Kitchen es un plato contundente y sabrosísimo, tradicional de la cocina francesa. Como suele ocurrir con este tipo de guisos, los ingredientes suelen variar según la zona y la disponibilidad, pero lo más habitual es que lleve alubias blancas y carnes; suele incluir algún tipo de salchicha fresca de la zona, carne de caza (perdiz o pato), cerdo o cordero... Tras revisar montones de recetas disponibles por la red, me basé en la que proporciona Whole Kitchen en el video y le puse butifarra fresca (no encontré salchicha fresca francesa), confit de pato y costillas de cerdo. Nos pareció exquisito. Una vez más, gracias a Whole Kitchen, descubro una receta maravillosa que pasará sin duda a ser un plato habitual en mi recetario de invierno.


Ingredientes:
Medio kilo de alubias blancas en remojo desde la noche anterior
2 muslos de confit de pato
3 butifarras frescas
450 gr. de costillar de cerdo
1y 1/2 litro de caldo de carne
4 lonchas de bacon ahumado
Bouquet garni (Tomillo, laurel y perejil frescos, atados con una tira de puerro)
3 dientes de ajo
Varios granos de pimienta
Media barra de pan del día anterior
1 puñado de perejil fresco


Poner las judías en una cazuela cubiertas de agua fría y llevar a ebullición. Desechar ese agua y volver a colocar la legumbre en la cazuela. Cubrirlas con el caldo de carne y añadir el bacon, el bouquet garni, los ajos y los granos de pimienta. Llevar de nuevo a ebullición y cocer suavemente durante unas dos horas. Si vemos que se consume el caldo, añadir un poco más de vez en cuando.


Mientras cuecen las judías, preparamos el resto de ingredientes: picamos en la Thermomix el pan y un buen puñado de perejil fresco. Reservamos.



En una sartén amplia sin aceite, doramos los muslos de confit. En la grasa que queda en el fondo de la sartén, doramos también la butifarra y las costillas. Quitamos la piel al pato y deshuesamos la carne, también separamos las costillas. Una vez que las alubias están cocidas, retiramos las hierbas, ajos y bacon y procedemos al montaje del plato: en una fuente amplia de horno, cubrimos el fondo con una capa de alubias. Colocamos a continuación la carne de pato y las costillas y volvemos a cubrir con el resto de alubias. Colocamos encima la butifarra, hundiéndola ligeramente y, por último, espolvoreamos generosamente con el pan que habíamos reservado. Regamos el conjunto con el caldo que nos quede de cocer las alubias.

Precalentamos el horno a 170º y metemos la bandeja y horneamos durante una hora y media, aproximadamente.


Como he dicho antes, el resultado es de lujo, sin duda merece la pena. Eso si, después un buen paseo para bajarlo... 



21 comentarios:

  1. Te ha quedado fantástico!! Las fotos me gustan mucho, con las uvas y la granada :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me pareció que el toque otoñal le iba bien al plato...

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Y además estaba buenísimo. Me ha entusiasmado la propuesta de este mes, un plato que de otra manera, no creo que hubiera preparado...

      Eliminar
  3. Me gusta como te ha quedado la propuesta de este mes, luce genial en las fotos, a mí me ha encantado.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una estupenda propuesta, ¿verdad? Está buenísimo y, con ingredientes de calidad, es un éxito asegurado.

      Eliminar
  4. Perfecto!!! La verdad es que te ha quedado extraordinario y seguro que esta delicioso. A mi me ha encantado y además con el frío apetece mucho.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es un plato de lo más apropiado para estas temperaturas, que por fin han bajado. ¡Muchas gracias por tu visita!

      Eliminar
  5. Una receta estupenda, verdad? Me encantan tus fotos! Nos vemos en el círculo dulce?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que si! y parece que vamos a tener que sudar de lo lindo...

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo, después ha pasear de lo lindo, pero que rico estaba.
    Nieves y yo nos quedaremos por aquí para ver que es lo que cueces ;)

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. ¡Gracias! Estos platos de larga cocción son muy agradecidos.

      Eliminar
  8. Qué dorado tan espectacular te ha quedado Victoria! Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Rocío! Y el toque crujiente de esa cobertura estaba también buenísimo.

      Eliminar
  9. que bueno queda, verdad? para mi, la primera vez que lo elavoré y no será la última!! :)

    ResponderEliminar
  10. Estoy d acuerdo, María, estoy segura que lo haré en más ocasiones!

    ResponderEliminar
  11. Ahora que se acerca el frío este tipo de platos sientan fenomenal para recuperar energías :) La pinta es buenísimaaaa!!! el paso a paso es genial con solo ver las fotos ya le entra a uno el hambre. Un biquiño

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué pintaza tiene tu cassoulet! Como bien dices, después hay que darse un gran paseo porque contundente es un rato. Pero también está buenísima. Besos.

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión tu visita y tus comentarios. ¡Gracias!